Quien ha hecho una mudanza lo sabe. No sane uno todo lo que ha ido guardando hasta que llega el momento de transportarlo a otro lugar. No obstante, a la hora de transportar nuestros objetos, que la mudanza finalice satisfactoriamente no depende tanto de la cantidad de enseres que vamos a mover, como de un correcto embalaje, una buena organización y un buen transporte.

Si hay un elemento fetiche a la hora de transportar todo tipo de objetos, tanto por su versatilidad en todas sus versiones como por su precio, ese es la caja de cartón, capaz de envolver y asegurar todo tipo de pertenencias sin dañarlas ofreciendo una gran protección y una mayor comodidad tanto para desplazarlas como para desembalarlas.

Es importante subrayar en este punto que, si tenemos previsto realizar una mudanza o mover algunos objetos, no vale con reutilizar las cajas que tenemos guardadas por casa, dado que si bien nos pueden ayudar guardando pequeñas cosas de poco peso, no servirán para asegurar que llegan a buen puerto intactas otras de mayor peso o tamaño. Sobre todo si ya han sido utilizadas previamente y las tenemos almacenadas de cualquier manera desde hace tiempo.

Por suerte son decenas los tipos de cajas de cartón que existen para poder movilizar todo tipo de objetos, encontrándolas en todos los tamaños, con todos los refuerzos y de distintos materiales y compresiones en busca de la máxima seguridad.

Seguridad que buscamos siempre, ya sea para hacer una mudanza como para enviar un regalo o una compra a un cliente si tenemos un comercio y que también ofrecen las cajas ligeras, pequeñas y económicas reforzadas ideales para el envío de todo tipo de materiales frágiles.

Protección de espuma, plásticos protectores, papeles de embalaje, burbujas… los refuerzos que se pueden incorporar a las cajas de cartón en busca del máximo confort para aquello que contienen son unos cuantos.

Ventajas de las cajas de cartón

La primera gran ventaja que ofrece la caja de cartón es la que se deriva de la cantidad de formatos en los que se encuentra permitiendo el embalaje y el transporte de objetos de todos los tamaños.

La segunda, la posibilidad de realizar cajas de cartón a medida con protección a medida para proteger cualquier objeto que se desea transportar con la máxima seguridad.

La tercera, la baja inversión que supone hacerse con un buen número de cajas, independientemente de su tamaño, el material o la existencia de refuerzo.

La cuarta, ligado con el anterior, la posibilidad de reutilizar las cajas para almacenar los objetos transportados o cualquier otra cosa.

La quinta, el hecho de que se trate de un material biodegradable, reciclado y que se puede reciclar tantas veces como se quiera dando vida a nuevas cajas.

La sexta, la facilidad para transportarlas y apilarlas que ofrecen.

La séptima, la posibilidad de pintas, etiquetas e imprimir sobre las mismas que ofrecen a quienes recurren a ellas.

La octava, que se trata de un soporte resistente, económico y ligero al alcance de cualquiera.

Valoraciones
[Total: 0 Valoración: 0]

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar