Cajas a medida, un negocio en constante movimiento

Las industrias dedicadas a la fabricación de productos de embalaje, han encontrado un interesante nicho, que se encuentra en pleno desarrollo y con enormes potencialidades a futuro: la fabricación de cajas a medida. Este segmento de los productos de embalaje se ha impuesto en el mercado, ya que ofrece un conjunto de soluciones que colaboran en la mejora de los costos operativos de quienes utilizan estas cajas a medida.

Cajas a medida, un negocio en constante movimiento

Cajas a medida de cartón ondulado

Las cajas a medida están desarrolladas en cartón ondulado – o cartón corrugado como se lo llama en algunos países – y se caracterizan por ser livianas y resistentes, dos atributos muy requeridos en las operaciones de transporte y almacenaje. Esta ductilidad que tienen las cajas a medida ha motivado que sean elegidas para productos masivos, usos domésticos, empresas de mudanza y todo aquel que necesite embalar productos o bienes y requiera medidas especiales. Las cajas a medida nos ofrecen la ventaja que el envase se adapte perfectamente al producto, mejorando su seguridad y optimizando la capacidad de estiba de las cajas.

El cartón ondulado se compone de dos capas exteriores de papel – una de cada lado – y una o varias capas interiores con el papel en forma de ondas. Este tipo de material para embalaje comenzó a ser desarrollado en Estado Unidos de América y en 1874 fue patentado u cartón con ondulaciones interiores, por Oliver Long.

Las cajas a medida fabricadas en cartón ondulado, se presentan en el mercado con diferentes alturas en sus ondas. Esto es importante porque la altura de las ondas tiene una incidencia directa sobre las capacidades de la caja y definen su resistencia. Esta altura de las ondas del cartón determina la capacidad de apilamiento – con carga – que poseen las cajas a medida.

Distintos son los tipos de cartón ondulado que se utiliza para la fabricación de cajas a medida. La más sencilla es la conocida como simple cara (single face – SF) y consiste en una cara lisa y otra ondulada unidas por cola. Cuando a la simple cara se le agrega una segunda cara lisa, obtenemos el Doble-Cara y si en su interior agregamos una segunda cara ondulada, tendremos el Doble-Doble cara. Estos distintos formatos obedecen a la necesidad de contar con tipos de cartón ondulado que satisfagan las distintas necesidades de los clientes.

La máquina capaz de dar forma ondulada al papel se la conoce como onduladora y es la que hace la diferencia entre las distintas fábricas de cajas a medida de cartón ondulado. Las plantas integradas son aquellas que reciben el papel y desarrollan todo el proceso de fabricación hasta la entrega del producto final al cliente. Y se conoce con el nombre de plantas transformadoras a aquellas que no cuentan con onduladoras y desarrollan el proceso de fabricación a partir de recibir las planchas de cartón ondulado.

En la actualidad la fabricación de cajas a medida pasa por importantes desafíos. Uno de ellos consiste en desarrollar un cartón ondulado, cuyas ondas sean de menor altura, mejorando el índice de compresión vertical, permitiendo un mayor apilamiento de cajas.

Las cajas a medida, a solicitud del cliente, pueden ser impresas en una o todas sus caras. Este detalle es importante ya que la caja actúa como un fuerte soporte publicitario, transmitiendo en todo su recorrido una imagen de marca.

Las cajas a medida, ecológicamente sustentables

Las cajas a medida fabricadas en cartón ondulado, son, además, un enorme aporte a la sustentabilidad del ambiente. Un dato que puede sonar muy auspicioso es que para la fabricación del cartón ondulado se utiliza un 85% de materias primas provenientes del reciclaje de otros productos de cartón ondulado y sólo el 15% corresponde a celulosa virgen. Esta celulosa proviene de bosques forestales que cuentan con especies cultivadas como el eucaliptus y el pino, que, por otra parte, son de rápido crecimiento.

La fabricación de cajas a medida está, de manera permanente, sujetas a procesos de mejora continua, y este concepto debe analizarse desde varios ángulos. En primer lugar, poder ofrecer un producto a la medida de cada cliente, requiere un concepto de innovación tecnológica que acompañe el desarrollo de cada cliente y sus requerimientos. El otro aspecto tiene que ver en el avance sistemático hacia productos que sean sustentables, reciclables, biodegradables y renovables. Este es un compromiso, en defensa del ambiente, que los fabricantes de cajas a medida vienen asumiendo desde hace varios años y que cada vez se profundiza.

Cajas a medida, una solución para cada cliente que se impone y que crece.

Valoraciones
[Total: 0 Valoración: 0]

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar